tienda iluminación Vigo

Capítulo 8: La noche que mi madre mató a mi padre – Pleat Box

Esta cinta de 2016 consigue proporcionar una historia cómica con bastante solvencia y con tan solo un pequeño elenco de personajes y un par de escenarios. Sin llegar a ser una película de lo mejor del género, tampoco lo pretende, consigue entretener rotundamente.

Y en esa casa en la que ocurre un poco de todo, por momentos parece un showroom del fabricante español Marset. Desfilan lámparas como la Ginger, la Cala o la Tam Tam y también la que nos ocupa hoy, la más visible y protagonista, la familia Pleat Box.

Poco que decir de Marset, una firma con décadas de recorrido, afincada en Terrasa (Barcelona) y que en los últimos años ha conseguido una firme posición internacional en el sector, focalizándose en la fabricación de lámparas decorativas de alto diseño y calidad. Todo un ejemplo de saber hacer y cómo ofrecer valor añadido al mercado.

Una clara muestra de la línea estética de su catálogo es la familia de colgantes Pleat Box, diseñada por Xavier Mañosa & Mashallah en el año 2011. Como su propio nombre indica, nos encontramos ante un lámpara con pliegues, que proporcionan una sensación de gran dinamismo. Sin embargo, el cuerpo de la lámpara está fabricado en cerámica, lo que contrasta de una forma muy sutil con la ligereza de los pliegues.

La familia está compuesta por cuatro tamaños diferentes, disponibles además en múltiples  acabados: interior en blanco u oro y exterior en blanco, gris, terracota, negro o marrón. Debido a este abanico de posibilidades, permite responder  a un rango amplio de necesidades, desde utilizar una unidad suelta para pequeños rincones o mesillas como una composición múltiple para amplios espacios.

Una solución muy original, que manteniendo la funcionalidad y la composición de una lámpara colgante convencional, consigue ofrecer una estética y unos acabados fuera de lo habitual.

Sin comentarios

Escribir comentario